miércoles, 28 de febrero de 2018

HOY ES EL DIA PARA ROMPER CON LA MUERTE.



Dios nos ha creado para VIVIR,
No para morir.

“Dios no es Dios de muertos, sino de vivos”
Mateo 22:32


¡De Dios venimos!

¡Por él vivimos!

¡Hacia él vamos!


Nuestro destino definitivo NO está enmarcado en esta tierra, sino en las moradas eternas; no hay razón para temer ni dudar.

Nuestro Señor Jesucristo nos da palabras de consuelo al respecto...

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino”
Juan 14:1-4

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”
Juan 14:6


Sin embargo, muchas son las personas que han rechazado a Jesucristo,  el único camino que lleva a LA VIDA; la mayoría de personas alrededor del mundo han optado por el camino que lleva a la muerte.

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”
Juan 3:17-19




HOY ES EL DIA PARA ROMPER CON LA MUERTE.

La oportunidad es AHORA, en este momento; mañana puede ser demasiado tarde. Ahora Jesucristo le ofrece al mundo la oportunidad de VIVIR para siempre.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”
Juan 3:16


Creer que Jesucristo es el Dios Eterno y dador de VIDA.

Creer que por medio del sacrificio de Jesucristo, somos justificados de todo pecado.

Creer que por medio de Jesucristo obtenemos la salvación  y la vida eterna.

Creer que el Espíritu Santo transforma las diversas áreas de nuestras vidas.

Creer que el Espíritu Santo pondrá en nosotros la disposición y la determinación para vivir conforme a la Palabra de Dios.


¡Las consecuencias de esta fe, se verán reflejadas en las obras espontáneas que produzca el Espíritu Santo trabajando EN nosotros y POR MEDIO de nosotros!

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo”
2 Corintios 5:17






----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...
------------------

1 comentario:

Hermano Alvaro dijo...

En Cristo somos más que vencedores