viernes, 24 de junio de 2016

¡ CONVICCIÓN !


Necesitas dejar todo afán y dedicar tiempo suficiente para nutrirte de la Palabra de Dios. Se trata de la actividad más importante del día, ya que su acción sobrenatural produce transformaciones profundas y radicales hasta el rincón más profundo de tu ser. Transformaciones que ningún otro método o recurso natural es capaz de hacer.

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Hebreos 4:12.



La acción fundamental de la Palabra de Dios, es producir convicciones que van más allá de tu comprensión lógica.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Hebreos 11:1



CONVICCION...
En el poder sobrenatural de Dios.
En el mensaje del Evangelio.
En la soberanía de Dios.


CONVICCION...
En las promesas de Dios.
En dar pasos de fe.
Que vivirás para siempre.


CONVICCION...
Que los obstáculos se apartarán.
Que a Dios nada se le pasa por alto.
Que has venido al mundo para alumbrarlo con la luz de Cristo.


CONVICCION...
Que Dios es tu fuente de protección y provisión.
Que todas las adversidades son momentáneas.
Que Dios responderá por ti.


CONVICCION...
Que Dios no miente.
Que Dios es justo.




“El Señor Todopoderoso reina;
gocémonos y alegrémonos y démosle gracias”

Apocalipsis 10:6-7






BLOG

TWITTER.

@JAlfredoLievano

jueves, 23 de junio de 2016

VIVIR PARA LO QUE DIOS TE HIZO...


Dios te ha elegido a pesar que no eres mejor que los demás; ha puesto sus ojos en ti para una gran misión.

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”

Jeremías 1:5


“Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”

1 Corintios 1:26-29



No descuides la tarea de difundir la Palabra de Dios; esa es la razón por la que estás en la tierra. Esa tu misión. Pídele a Dios que te siga restaurando y capacitando con la acción sobrenatural de su Espíritu para cumplirla. Necesitas convicciones firmes, sensibilidad ante las necesidades de los demás y valor para enfrentar todas las adversidades que se te presenten.

“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.”

Colosenses 3:12-17



VIVIR PARA LO QUE DIOS TE HIZO.
¡NO HAY NADA MEJOR!





TWITTER.
@JAlfredoLievano

miércoles, 22 de junio de 2016

EL PLAN EN TU CONTRA NO FUNCIONARA...

El daño que han planeado para ti, se revertirá a sus hechores. ¡Dios se encargará que así sea! Nadie podrá ayudarte, nadie podrá defenderte; únicamente su intervención inusual y repentina.

“Jehová peleará por vosotros,
y vosotros estaréis tranquilos.”
Éxodo 14:14.

“Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal desean”
Salmo 70:2


No te sucederá lo mismo que a los demás. Serás la excepción, no porque reúnas cualidades o méritos, sino por la gracia incondicional de Dios quien te escogió desde toda la eternidad. Que el Espíritu Santo no deje de recordarte esta promesa:

“Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.”
Salmo 91: 7


Descansa en Dios...     Descansa en medio de toda amenaza...     Descansa en lo que te prometió...     No te echarás a perder.

“A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido”
Salmo 16:8







TWITTER.
@JAlfredoLievano


martes, 21 de junio de 2016

DIOS NO TE HARÁ QUEDAR MAL...


Lo que Dios determinó contigo lo cumplirá al pie de la letra. Ahora no entiendes como procederá, pero con el tiempo lo entenderás. De lo que sí debes tener la plena certeza es que ninguna promesa dicha a tu favor será quebrantada. A Dios nada se le saldrá de control, aunque tus oponentes luchen por impedirlo y la adversidad se incremente. Descansa en él aunque todo empeore a tu alrededor.

Dios puso sus ojos en ti; por lo tanto no se “echará atrás” en lo que te prometió. Créelo contra todo pronóstico. Descansa en sus promesas aunque no entiendas como procederá.



Deléitate en sus promesas...

Reflexiona en ellas...

Digiérelas...

Créelas...

Dalas por hechas...

Vívelas...



¡DIOS NO TE HARA QUEDAR MAL!
“Todo aquel que él creyere no será avergonzado”
Romanos 10:11






TWITTER.

@JAlfredoLievano

lunes, 20 de junio de 2016

CONFÍA Y GOZATE EN DIOS.


Independientemente a toda circunstancia confía y gózate en Dios. ¡Él tiene el control! ¡Él te defenderá!     No tengas miedo, él intervendrá con poder.     Las circunstancias adversas no te avergonzarán, no te harán quedar mal. Haz lo que te corresponde bajo los parámetros que ha dejado establecidos en su Palabra, aunque nadie esté de acuerdo.

Deposita tu esperanza en Dios. No en tus capacidades, personas o circunstancias. Trae a tu memoria todas las  veces en las que intervino a tu favor a pesar de existir “cero posibilidades”. ¡Así lo hará otra vez!


“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios”

Salmo 103:1-2



TWITTER.
@JAlfredoLievano


jueves, 16 de junio de 2016

CARTA A UN HIJO PRODIGO...


Dios es tu Padre y no te ha abandonado; fuiste tú quien decidió abandonarlo a pesar de saber que enfrentarías todo tipo de consecuencias, muchas de ellas irreversibles. Pasó el tiempo y tocaste fondo. Pensaste que independizándote de él, las cosas iban a ser mejores. Las consecuencias que cosechaste por tu obstinación al pecar fueron terribles; y ahora cero posibilidades de levantarte, de recuperar las oportunidades que perdiste, de volver donde deberías de haber estado. Todos tus “soportes” fueron quebrados y demolidos. Tú mismo (a) te encerraste en una prisión que elaboraste sabiendo que no te convenía.     Sin embargo, hubo alguien que pasó por lo mismo por ti, y que al reconocer su condición fue recibido y restaurado por su padre.

Te presento la historia...

“Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.”     (Lucas 15:11-24)



Ø Reconoce delante de Dios, tu Padre, que fuiste tú quien tomó la decisión de alejarte de él.


Ø Reconoce delante de Dios, tu Padre, que pecaste; pídele perdón.


Ø Levántate y decide emprender el regreso a los brazos de tu Padre que te esperan para fundirse en un abrazo contigo.


Ø No vuelvas atrás.



POR LA GRACIA Y LA MISERICORDIA DE DIOS:

Ø Las puertas de la prisión que tú mismo (a) fabricaste, serán abiertas.

Ø Las consecuencias de tus errores serán reorientadas para bien.

Ø Recuperarás todas las oportunidades que perdiste.

Ø Volverás donde debías de haber estado.

Ø Tu vida será restaurada.



Sin embargo, necesitas recordar que las fuerzas del mal, lideradas por Satanás, buscarán por todos los medios y estrategias seductoras apartarte de Dios; por lo que es vital que te revistas de su armadura.

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”     (Efesios 6:11-13)

Es necesario que alimentes tu relación con Dios, tu Padre hablando con él y escuchando su voz por medio de la reflexión bíblica. Es importante que dispongas un tiempo específico y un lugar libre de interferencias.

“Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu”     (Efesios 6:16-18)



A PARTIR DE HOY, TODO SERA DIFERENTE...

Gracias Padre, porque mi vida no pasa inadvertida delante de ti.
Gracias Padre, por tu amorosa y estricta disciplina.
Gracias Padre, por levantarme y restaurarme.

Gracias Padre, por el consejo oportuno que siempre me das en tu Palabra.
Gracias Padre, porque siempre me adviertes a tiempo.
Gracias Padre, por hacerme partícipe de tus promesas.

Gracias Padre, porque no me das vanas esperanzas.
Gracias Padre, porque cumplirás tus propósitos eternos en mí.
Gracias Padre, por concederme la ciudadanía celestial por medio de Jesucristo.

Gracias Padre, porque a partir de hoy, todo será diferente.





TWITTER.

@JAlfredoLievano

miércoles, 15 de junio de 2016

¡ DIOS YA EMITIÓ LA ORDEN !


Dios ya emitió la orden para que todos procedan a tu favor, para que te provean lo que necesitas en el momento oportuno. Ninguna influencia o “autoridad terrenal” lo impedirá por muchas “trabas” que ponga. Dios está sobre todos tus acontecimientos, nada se escapa de su control. Todo será tal y como lo dispuso sobre las “decisiones” humanas que van en tu contra.

¡Dios ya emitió la orden!
“Porque él dijo, y fue hecho”
Salmo 33:9



Confía en los procedimientos de Dios; confía en él, obedécele y sírvele aunque no veas soluciones inmediatas. Tú, sigue trabajando con responsabilidad y diligencia en las tareas asignadas.

No te angusties...    
¡Ten paz!     ¡Nada te faltará!
Dios siempre vela por todas tus necesidades.

“Jehová es mi pastor, nada me faltará”
Salmo 23:1

Abandónate bajo el cuidado de Dios. Nada fuera de su control te sucederá, nada te será por “suerte” o coincidencia. Nada de ti pasará inadvertido...






TWITTER.

@JAlfredoLievano