viernes, 26 de agosto de 2016

UN SEGUIDOR DE CRISTO ES...

UN SEGUIDOR DE CRISTO ES...

Aquel que renuncia a sí mismo.

Aquel que se pone bajo las órdenes incondicionales de Dios.

Aquel que reconoce que no reúne ninguna capacidad o mérito delante de Dios.


“Señor, ¿qué quieres que yo haga?”
Hechos 9:6

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.”
1 Corintios 1:26-29



UN SEGUIDOR DE CRISTO ES...

Aquel que reflexiona de continuo en sus enseñanzas.

Aquel que cree que el único punto de referencia de verdad es la Biblia.

Aquel que tiene la Palabra de Dios arraigada en el corazón.


“Dame entendimiento, y guardaré tu ley, y la cumpliré de todo corazón. Guíame por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo mi voluntad.”
Salmo 119:34-35

“La suma de tu Palabra es verdad”
Salmo 119:160



UN SEGUIDOR DE CRISTO ES...

Aquel que transmite sus enseñanzas en todo momento y lugar.

Aquel que vive como él vivió.

Aquel que no sigue el patrón de vida de la mayoría.


“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.”
Hechos 13:47

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”
Romanos 12:2



UN SEGUIDOR DE CRISTO ES...

Aquel que ilumina el entorno que le rodea con su testimonio de vida.

Aquel que tiene la disposición de ir donde es enviado, aunque el lugar no sea atractivo o seguro.

Aquel que está dispuesto a enfrentar oposición.


“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”
Mateo 5:14-16

“Heme aquí, envíame a mi”
Isaías 6:8

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles”
Lucas 9:23-26




--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------

jueves, 25 de agosto de 2016

TU VIDA... ¡EVIDENCIA DEL PODER DE DIOS!


Los triunfos que obtienes se los debes a Dios, es él quien te da las estrategias y la capacidad para lograrlos; todas esas ideas sorprendentes y efectivas que se vienen a tu mente de él vienen.  Es su presencia en ti que lo hace posible, has entendido que sin él nada puedes hacer.  “... porque separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5). Has comprobado su respaldo a pesar de no merecerlo y de todas tus limitaciones actuales. “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia” (1 Corintios 1:26-29). La Gloria es de él, no es tuya. “No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria...” (Salmo 115:1).



Tu vida será evidencia del poder sobrenatural de Dios.
Todos lo comprobarán, quedarán asombrados.

Benditos vosotros de Jehová, que hizo los cielos y la tierra”
Salmo 115:15



Mientras habites en este mundo temporal, sigue siendo diligente en todas las responsabilidades asignadas, pero dependiendo totalmente del poder de Dios; administra a su manera los recursos que ha puesto en tus manos, usa al máximo tus talentos con la plena seguridad que él hará más allá de lo que puedes pedir o imaginar.

“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”
Efesios 3:20-21




--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------

LA PRESENCIA REAL DE DIOS EN TU VIDA.


La presencia real de Dios permanece en tu interior; se trata de la presencia del Espíritu Santo operando transformaciones profundas en tu mente, emociones y deseos. Se trata de un proceso constante.

La presencia real de Dios te da la capacidad para adquirir convicciones firmes en su Palabra, para discernirla, aplicarla y transmitirla con eficacia.

La presencia real de Dios te hace mantener despierta la noción de su realidad, de tu identidad celestial, de tu misión sobre la tierra y tu destino eterno.

La presencia real de Dios hace que produzcas frutos espirituales de manera espontánea; te hace proyectar su luz en todo momento y lugar.

La presencia real de Dios te capacita para testificar de su gracia, misericordia, poder y soberanía en las diferentes áreas de tu vida.



Aléjate de todo estorbo que te impida experimentar su presencia y búscale en todo momento.     ¡Verás resultados!

“Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas.”
Salmo 63:1

“Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.”
Salmo 16:11





--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------

miércoles, 24 de agosto de 2016

ACTITUDES ANTE EL JUICIO VENIDERO.


Vienen tiempos muy difíciles para el mundo; tiempos que han sido provocados por la desobediencia deliberada de la humanidad a los lineamientos que Dios ha dejado establecidos en su Palabra. ¡Tiempos de juicio divino!     Parece que a nadie le gusta leer o escuchar al respecto, pero no podemos obviar lo que la Palabra de Dios enseña.     Una vez más, entendamos que los eventos que vienen al mundo son resultado de la rebeldía humana.      A continuación algunas referencias bíblicas:

“Temed vosotros delante de la espada; porque sobreviene el furor de la espada a causa de las injusticias, para que sepáis que hay un juicio.”
Job 19:29

“Y a causa de toda su maldad, proferiré mis juicios contra los que me dejaron, e incensaron a dioses extraños, y la obra de sus manos adoraron.”
Jeremías 1:16

“Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne; entregará los impíos a espada, dice Jehová.”
Jeremías 25:31

“Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.”
Malaquías 3:5

“Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios”
Romanos 2:5

“Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del JUICIO y de la perdición de los hombres impíos.”
2 Pedro 3:7



Ese día sin precedentes en la historia de la humanidad ya está decretado por Dios; y antes que venga, está ofreciendo la oportunidad para un arrepentimiento genuino. El tiempo es hoy...

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan, por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.
Hechos 17:30-31

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”
2 Pedro 3:9-12



ACTITUDES ANTE EL JUICIO VENIDERO.

Disposición de seguir a Cristo aunque a la mayoría no le interese. Necesitamos tomar como punto de referencia sus enseñanzas para vivirlas.

Convicción y valor para decir las cosas tal y como son de acuerdo al mensaje de la Palabra de Dios. Importantísimo es llamar al arrepentimiento y advertir sobre los juicios inminentes que vienen sobre la tierra.

Descansar en sus cuidados oportunos aunque alrededor haya escases y peligros diversos.

No perder de vista la razón por la cual estamos en la tierra.

Mucha oración y reflexión bíblica.

“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.”
Lucas 21:34-36




--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------

domingo, 21 de agosto de 2016

EN ESTOS MOMENTOS DE INTENSAS PRUEBAS...


Ante las pruebas dolorosas y oscuras que atraviesas ahora, es necesario que NO pongas tus ojos en las circunstancias ni en las personas, ponlas en Jesús. “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe...” (Hebreos 12:2).  



¿Cómo poner los ojos en Jesús en los momentos de intensas pruebas?

Reconociéndolo como Dios hecho hombre que viene a buscar y a salvar a sus hijos.

Orando sin cesar y reflexionando en sus enseñanzas.

Creyéndole a pesar de verlo todo al revés.

Obedeciendo sus lineamientos.

Esperando aunque existan “cero posibilidades” que las puertas se abran.

Gozándose aunque las circunstancias sean contrarias.
-----------------



Dios tiene el control de todo lo que te sucede ahora; él sabe perfectamente como están las cosas. No estás solo (a) aunque todo el mundo te lo diga; Dios está siempre contigo obrando a tu favor, por lo tanto, puedes afirmar con seguridad: Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”. (Salmo 118:6-7)  

Dios te defenderá contra la adversidad...
¡Cree!  Es ahora cuando necesitas creer aunque nada veas; ¡Espera! aunque las posibilidades se hayan agotado por completo, ten paciencia. “Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; y si retrocediere, no agradará a mi alma” (Hebreos 10:37-38) No caigas en la tentación de dudar, enojarte y renegar...
                                                                           


Recuerda la fidelidad de Dios en tu pasado para que tu fe se estimule en el presente.

Así como en el pasado, ten la plena certeza que él te abrirá caminos, te proveerá cada necesidad y te desarraigará todos los obstáculos imposibles de atravesar. Y en el desierto has visto como Jehová  tu Dios te ha traído como trae un hombre a su hijo, por todo el camino que habéis andado hasta llegar a este lugar” Deuteronomio 1:31.



EN ESTOS MOMENTOS DE INTENSAS PRUEBAS...
¡Pon los ojos en Jesús!

 “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”
Santiago 1:2-3


¡Te creo mi Dios!
Te creo aunque nada vea favorable.




-----------------------------------.
José Alfredo Liévano

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano
-----------------------------------

viernes, 19 de agosto de 2016

¡NECESITAS CREERLO AHORA!


La obra que Dios hará en ti, será motivo para que los incrédulos crean; será tan evidente su acción que no habrá lugar para las especulaciones lógicas. Será un cambio radical y evidente; pero es necesario que lo creas, pues “Al que cree todo le es posible”. (Marcos 9:23)      ¡Necesitas creerlo ahora!

Serás un testimonio vivo de lo que Dios es capaz de hacer, serás un medio que él empleará para que los demás vean su poder soberano; y al mismo tiempo será un motivo para que tu débil fe se fortalezca, ya que después de esta experiencia tu vida no volverá a ser la misma, dará un giro radical.     ¡Necesitas creerlo ahora!

Tus palabras y acciones serán creíbles porque Dios te las respaldará con su poder sobrenatural.     ¡Necesitas creerlo ahora!

“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros”
Efesios 3:20


¿Qué hará Dios?...
¿Cómo procederá?...
¿De qué medios o circunstancias se valdrá?...
No se sabe, ya que sus acciones rebasan las dimensiones de la lógica y de las experiencias humanas. Están más allá de lo que imaginas.     ¡Necesitas creerlo ahora!

“Antes bien, como está escrito: cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.”
1 Corintios 2:9


A ti te corresponde creer en la acción poderosa y soberana de Dios a tu favor.     ¡Necesitas creerlo ahora!
Tú, sigue sin cuestionar las pautas que él te dé en su Palabra aunque el trayecto sea extremadamente desértico; que sea tu fe la que te impulse a la obediencia.



Será por medio de los pasos de fe, como llegarás a la tierra del milagro que tanto ansías llegar.
¡Necesitas creerlo ahora!





--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------

jueves, 18 de agosto de 2016

¡SOMOS HIJOS DEL UNICO DIOS!


¡SOMOS HIJOS DEL UNICO DIOS!

Hijos del Dios eterno.
Hijos del Dios inmortal.
Hijos del Dios creador.
Hijos del Dios gobernador del universo.
Hijos del Dios que se comunica.
Hijos del Dios invisible manifestado en Jesucristo.
Hijos del Dios que ilumina.
Hijos del Dios que salva.
Hijos del Dios que da vida eterna.

“El único que posee inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto, ni puede ver, a él sea la honra y el imperio sempiterno. Amén”
1 Timoteo 6:16

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas...     Más del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino. Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura, y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán.
Hebreos 1: 1-3, 8,10-12




¡SOMOS HIJOS DEL UNICO DIOS!

Somos hijos del único de Dios por medio de Jesucristo.

“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”
Juan 1:12-13



Hijos del único Dios al creer que él tomó forma humana en Jesucristo para darse a conocer e impartirnos sus enseñanzas.

“Yo y el Padre uno somos”
Juan 10:30

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”
Juan 1:18



Hijos del único Dios al creer que Jesucristo es el medio de salvación; que no hay otro abogado para alcanzarla.

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”
Juan 1:12

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”
1 Timoteo 2:5



Hijos del único Dios al creer que Jesucristo nos imparte la vida eterna.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Juan 3:16

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”
Juan 3:36

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
Juan 8:12




¡SOMOS HIJOS DEL UNICO DIOS!

Somos hijos del único Dios que merece toda adoración, alabanza y acciones de gracias.

“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra.
Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo.
Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.
Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.”
Salmo 100





--------------------------
José Alfredo Liévano.

PENSEMOS EN DIOS
@JAlfredoLievano

--------------------------