lunes, 10 de diciembre de 2018

CONFIRMACION PROFETICA.


Las profecías verdaderas y garantizadas se encuentran únicamente en la Biblia, la Palabra profética más segura; no se encuentran en ninguna otra fuente o persona que pretenda dar una nueva “revelación”

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones

2 Pedro 1:19




CONFIRMACION  PROFETICA.

Una de las evidencias palpables de que Dios ha hablado es el cumplimiento de la profecía bíblica; al hacer un profundo estudio de su contenido, inmediatamente nos percatamos de su asombrosa exactitud; todo tan específico y detallado que no deja duda alguna. Por lo tanto, no desvaloricemos su contenido, ni lo pasemos por alto.

No menospreciéis las profecías
1 Tesalonicenses 5:20




ATENCION A LA PROFECIA BIBLICA

¡Todo se ha cumplido!
¡Todo se está cumpliendo!
¡Todo se cumplirá al pie de la letra!


Porque yo el Eterno Dios hablaré,
y se cumplirá la palabra que yo hable

Ezequiel 12:25


Así ha dicho el Eterno Dios, el Señor: No se tardará más ninguna de mis palabras, sino que la palabra que yo hable se cumplirá, dice el Eterno Dios, el Señor

Ezequiel 12:28




¡ATENCION IGLESIA!

Anunciemos lo que Dios nos ha ordenado EN su Palabra, no inventemos profecías inexistentes. Anunciemos lo que Dios desea y NO lo que el mundo quiere oír.

Dios desea que recordemos a su iglesia de que Jesucristo viene pronto, de que nos preparemos para su regreso y que difundamos la noticia hacia todo el mundo.

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén

Apocalipsis 1:7




ATENCION
¡JESUCRISTO VIENE PRONTO!

¡Las profecías bíblicas lo confirman!

Bienaventurado el que lee, y los que oyen la Palabra de esta profecía, y guardan las cosas que en ella están escritas, porque el tiempo está cerca

Apocalipsis 1:3




         

----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.




domingo, 9 de diciembre de 2018

LA INFLUENCIA CONSTANTE DEL ESPÍRITU SANTO


Un cristianismo vivido en nuestras fuerzas y capacidades naturales nos lleva al fracaso por muy superables que aparenten ser los obstáculos que se nos presenten.

A través de tantas caídas y derrotas, Dios nos ha demostrado que en TODO dependemos de la acción poderosa y transformadora del Espíritu Santo; es por tal razón que necesitamos cultivar constantemente nuestra vida mediante la oración y la reflexión bíblica.

Así que, el que piensa estar firme,
mire que no caiga

1 Corintios 10:12




LA INFLUENCIA CONSTANTE DEL ESPÍRITU SANTO

La influencia constante del Espíritu Santo nos mantendrá firmes, en pie y en victoria.

La influencia constante del Espíritu Santo nos dará la determinación para renunciar a todo estorbo que nos aleje del propósito de Dios.

La influencia constante del Espíritu Santo nos impulsará a ser ejemplos de vida cristiana ante los demás y a difundir la Palabra de Dios.

Y a aquel que es poderoso para guardarnos sin caída, y presentarnos sin mancha delante de su Gloria con alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea Gloria y Majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos, Amén

Jud 24-25






------------------
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra

Hechos 13:47.

sábado, 8 de diciembre de 2018

EN REALIDAD... ¿HEMOS NACIDO DE NUEVO?


La obediencia incondicional y espontánea a la Palabra de Dios es resultado de una vida controlada por el Espíritu Santo; es su influencia sobre nuestros pensamientos, emociones y voluntad la que nos motiva a reflejar sus frutos.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza

Gálatas 5:22-23

Por mucho que intentemos en nuestras fuerzas llevar una vida cristiana exitosa, será imposible debido a nuestras constantes tendencias pecaminosas e ilimitadas.

¡Necesitamos constantemente de la acción poderosa del Espíritu Santo!

Al respecto, el Pastor Charles Stanley escribe lo siguiente: “Si la vida cristiana consistiera sólo en hacer el mejor esfuerzo, no habría necesidad de que Dios enviara el Espíritu Santo a ayudarnos”.




POR ESO...
ES NECESARIO NACER DE NUEVO.

Dice nuestro Señor Jesucristo.

No te maravilles de que te dije:
Os es necesario nacer de nuevo

Juan 3:7


El nuevo nacimiento en sentido espiritual no se produce por formar parte de una denominación cristiana, ni por levantar la mano como parte de un rito eclesial, ni por hacer todo el esfuerzo en ser “buenos”.

El nuevo nacimiento se produce al creer en el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, reconociendo delante ante él nuestra condición pecaminosa y la necesidad de ser salvados por medio de su sacrificio en la cruz; al hacerlo su Espíritu nos sella para siempre haciéndonos sus hijos e iniciando en nosotros un proceso de restauración en las diversas áreas de nuestra vida.

Algunos textos bíblicos que lo respaldan...

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios

Juan 1:12-13


En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria

Efesios 1:13-14


Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte

Romanos 8:1-2


Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él

Romanos 8:5-9


El nuevo nacimiento supone tener un encuentro personal con Dios por medio de Jesucristo, capaz de producir transformaciones radicales y profundas.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas

2 Corintios 5:17


Definitivamente, si nuestra obediencia a la Palabra de Dios NO ES espontánea ni incondicional, es porque no hemos nacido de nuevo. Los frutos lo demuestran, y Jesucristo es bien enfático al afirmarlo...

Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.  Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad

Mateo 7:17-23


EN REALIDAD...
¿HEMOS NACIDO DE NUEVO?






------------------
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra

Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...
------------------


viernes, 7 de diciembre de 2018

“AHORA SOMOS HIJOS DE DIOS” (1 Juan 3:2)


Dios tomó la iniciativa para ser nuestro Padre, nos trajo a la existencia para hacernos partícipes de su naturaleza divina por medio de Jesucristo.

Así lo enseña la carta a los efesios:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad

Efesios 1:3-5


Sin embargo...     mientras dure nuestro peregrinar hacia el Hogar Celestial, siempre estaremos expuestos a todo tipo de pruebas, peligros y tentaciones; es por eso que necesitamos hacer uso diario de los recursos que nos harán crecer espiritualmente, fortalecer las diversas áreas de nuestra vida y dar frutos independientemente a toda circunstancia; estos recursos son:


La oración.

Velad y orad, para que no entréis en tentación;
el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil

Mateo 26:41


La Palabra de Dios.

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación

1 Pedro 2:2




-------------------------

NO LO OLVIDEMOS
“Ahora somos hijos de Dios”

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es

1 Juan 3:2

         




----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.




jueves, 6 de diciembre de 2018

¿QUE DESTINO DEFINITIVO VAS A ESTABLECER PARA TU FUTURO?


Nuestro Señor Jesucristo enseñó con claridad que existen dos destinos definitivos después de la muerte física: Cielo (Resurrección de vida) e infierno (Resurrección de condenación)

Al respecto enseña lo siguiente:

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre.

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación

Juan 5:24-29


Si Jesucristo lo dijo, no hay razón para presentar argumentos en contra; simplemente creer que así es. La palabra de Dios es irrefutable.

¿Qué destino vas a establecer para tu futuro?
¡La decisión es tuya!


Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna

Juan 3:16


El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él

Juan 3:36


No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna

Gálatas 6:7-8



         


----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.