miércoles, 20 de febrero de 2019

CONFIA EN LA AYUDA DE DIOS... ¡AHORA!


La ayuda de Dios sobre ti se mantiene constante, milagrosa y directa; se trata de una acción que no proviene de la tierra sino del cielo.

“Confía en el Eterno Dios;
Él es tu ayuda y tu escudo”
Salmo 115:9

Has llegado hasta donde estás por él; es él quien te enviado los medios que necesitas durante tu estancia sobre la tierra.

Es cierto, hay muchas cosas que ahora no ves resueltas; pero sí, ten la certeza que al final todo será radicalmente diferente, así que no te angusties ante los numerosos y malos pronósticos que te presentan un futuro incierto.

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”
Salmo 146:10

“Bendito el varón que confía en el Eterno Dios”
Jeremías 17:7



CONFIA EN LA AYUDA DE DIOS

¡En su ayuda constante!
¡En su ayuda milagrosa!
¡En su ayuda directa!

A través de tu itinerario terrenal, en la medida que des pasos de fe, irás recibiéndola; tú no sabes con qué situaciones te encontrarás “a la vuelta de la esquina”, pero de lo que sí necesitas tener la plena certeza es que nada te faltará.

Cuando todos vean los “cielos cerrados”,
tu verás los “cielos abiertos”






----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.





martes, 19 de febrero de 2019

CREE EN LAS NUEVAS OPORTUNIDADES DE DIOS.


Esta reflexión va dirigida hacia aquellas personas que a lo largo de su vida desaprovecharon las oportunidades que Dios les ofreció a manos llenas, y ahora después de muchos años se lamentan de su desoladora situación en la que no hay marcha atrás...


Ya pasó el tiempo, y con él las oportunidades que en su momento dejaste pasar; han pasado muchos años y tal parece que la frustración es el sello con el que tu vida quedará marcada y recordada.

Miras a otras personas, que estando en peores condiciones que las tuyas, lograron emerger de las profundidades del fracaso... ¡Pero tú sigues empeorando!

Es ahora cuando debes creer que las oportunidades de Dios para tu vida se mantienen vigentes aunque el tiempo haya pasado y no dispongas de los recursos que antes disponías.

Nunca es tarde ni imposible para Dios.
¡Necesitas creerlo ahora!

¿No te he dicho que si crees,
verás la gloria de Dios?
Juan 11:40

Y el que creyere en él, no será avergonzado
Romanos 9:33

Créele a Dios y acógete a la nueva oportunidad que en su Gracia está dispuesto a concederte en un solo instante. No cuestiones que hará, ni como procederá, descansa en su poder soberano; por lo tanto no dependas ni de las personas, ni de los recursos, ni de las circunstancias.

¡Cree en las nuevas oportunidades de Dios!
¡Acógete a ellas!

Pídele que te dé sabiduría y determinación para hacer lo que él te indique, verás cómo su acción soberana se desarrollará en medio de todos tus acontecimientos; ninguna influencia externa impedirá que los propósitos de Dios se cumplan en ti...

“Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?”
Isaías 43:13

Sin embargo, es necesario que ya no continúes propiciando consecuencias que pueden llevarte a situaciones peores...     ¡Tú sabes de que se trata!

No peques más, para que no te venga alguna cosa peor
Juan 5:14






----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.




lunes, 18 de febrero de 2019

NO OLVIDES LO QUE DIOS TE CONFIRMO.

Dios ya te confirmó sus palabras de manera clara y directa; no tienes por qué insistirle para que “te diga” algo nuevo con respecto a tu situación personal; ya te dijo lo que tenía que decirte, ahora te corresponde creerle y proceder de acuerdo a sus indicaciones.

Desde los cielos te hizo oír su voz, para enseñarte
Deuteronomio 4:36




NO OLVIDES LO QUE DIOS TE CONFIRMO.


Le perteneces desde toda la eternidad.


Te ha creado para sus propósitos.


Te salvó de la condenación
por medio del sacrificio de Jesucristo.


Te ha equipado con sus dones para
que difundas su Palabra.


No permitirá que al final de tus días terrenales 
conozcas la frustración.




PERO ES NECESARIO QUE NO ATRASES 
SU PROCESO DE RESTAURACION.

Es importante que no atrases el proceso de restauración que Dios está operando en tu vida; cada vez que procedes contrariamente a su Palabra, generas consecuencias en las que su disciplina dolorosa interviene para enderezarte.

“Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.

Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.

Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados”
Hebreos 12:5-11


Apártate de todo aquello que estorbe el cumplimiento de los propósitos eternos de Dios; tú sabes de quienes necesitas alejarte y lo que no debes seguir tolerando con tus acciones.

Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas,
sino más bien reprendedlas
Efesios 5:11


No te fíes en lo aparente, no te dejes impresionar por los “escenarios” atractivos y seductores que el mundo te ofrece, son trampas bien elaboradas por las huestes infernales de maldad para que no lleves una vida victoriosa en Cristo.

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”
1 Juan 2:15-17






----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.






domingo, 17 de febrero de 2019

NO OLVIDEMOS LA RAZÓN POR LA QUE VIVIMOS.


Seguir a Jesucristo implica olvidarse de sí mismos para asumir la misión de sembrar la semilla del evangelio hasta donde sea posible; sembrarla independientemente a la actividad secular que desarrollemos en el mundo...     ¡Es nuestra prioridad fundamental!

Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura
Marcos 16:15

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.


Seguir a Jesucristo implica renunciar a nuestros proyectos personales para asumir los que él tiene para nosotros; y además, es estar dispuestos a enfrentar fielmente todo tipo de adversidades en el cumplimiento de la obra encomendada.

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará
Mateo 16:25


No olvidemos la razón fundamental por la que los cristianos vivimos en la tierra; y más ahora que la maldad se ha desbordado desenfrenadamente hacia sus cuatro ángulos.

“Y por haberse multiplicado la maldad,
 el amor de muchos se enfriará
Mateo 24:12

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor
Efesios 5:15-17


No permitamos que las seducciones de los sentidos contaminen nuestras mentes, corazones y deseos; no busquemos excusas baratas para dejarnos atrapar por ellas.

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” 
1 Juan 2:15-17




NO OLVIDEMOS LA RAZÓN POR LA QUE VIVIMOS.

“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos”
Romanos 14:8






------------------
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra

Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...
------------------


sábado, 16 de febrero de 2019

LA JUSTIFICACIÓN QUE NOS SALVA.


Es por medio del sacrificio de Jesucristo en la cruz que somos declarados inocentes y libres de toda culpa; es únicamente por medio de esa obra perfecta que alcanzamos la justificación delante de Dios.

Se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús
Romanos 3:21-26




¡JESUCRISTO!

Es la justificación que nos salva.
Es el cordero de Dios que quita el pecado.

He aquí, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo
Juan 1:29

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres en que podamos ser salvos
Hechos 4:12



¿Cómo alcanzar esta justificación?
¿Qué hacer?

Reconociendo delante de Dios que por nuestros méritos somos incapaces de salvarnos.

Creyendo que Dios se hizo hombre en la persona de Jesucristo para pagar por todos nuestros pecados en la cruz.

Arrepintiéndose de los pecados cometidos, y tomando la determinación bajo la ayuda del Espíritu Santo a llevar una vida nueva.

Abandonarse bajo la acción transformadora y renovadora del Espíritu Santo.

En otras palabras...
¡Creyendo en el evangelio!

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios
Juan 3:17-18

Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado
                                            Romanos 10:8-11                     


Si de corazón has creído en el evangelio, has alcanzado la plena justificación por medio del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo.

Si de corazón has creído en el evangelio, no tienes por qué seguir cargando complejos de culpa de aquello por lo que Dios te perdonó.

Al respecto...
¡Dios te dice!

No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú...     Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mi mismo, y no me acordaré de tus pecados
Isaías 43:1,25






------------------
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra

Hechos 13:47.


Usa tus redes sociales para ese propósito...
------------------




viernes, 15 de febrero de 2019

¿QUE VA A PASAR CONTIGO?


Nadie conoce los hechos específicos que habrán de desarrollarse en un futuro inmediato, ni siquiera en los minutos siguientes.

Hay eventos inimaginables que pueden suceder de manera repentina dándole un giro radical e inesperado en la vida de las personas.



¿QUE VA A PASAR CONTIGO?
¡No se sabe!

De lo que sí debes tener la certeza plena, es que Dios conoce tu futuro a la perfección y ejerce su control soberano para que sus propósitos eternos se cumplan en ti de manera exacta.

Tu futuro descansa en la soberanía perfecta de Dios; no debes de temer ante lo que suceda, aunque las oscuras y furiosas tempestades amenacen destruir tu entorno.

Esos presentimientos que tanta tristeza e incertidumbre te producen ponlos en las manos de Dios; él no permitirá que nada fuera de sus propósitos te acontezca aunque se escapen de tu comprensión.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús
Filipenses 4:6-7



LO QUE VA A PASAR CONTIGO...

Lo que va a pasar contigo, es que Dios “cumplirá al pie de la letra” todo lo que se propuso hacer en ti desde toda la eternidad; todo lo que ahora te sucede forma parte del cumplimiento de sus propósitos eternos sobre tu vida; ahora solo ves en parte, pero al final comprenderás porque tuvieron que suceder “así las cosas”.

No te angusties ante lo que va a pasar; pase lo que pase, el control soberano de Dios te envolverá constantemente...     ¡Nada se sale de su control!


Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados
Romanos 8:28

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo
Filipenses 1:6






----------------------.

José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!


Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.