martes, 15 de marzo de 2016

¡DIOS IRA CONTIGO! NO TEMAS... NO DESMAYES...

A lo largo de toda tu historia, Dios te ha venido formando y preservando en medio de todas las vicisitudes de la vida, lo has comprobado hasta este momento; de igual manera así lo continuará haciendo. Dios cuidará de ti y dirigirá todos tus pasos. De hecho, en estos precisos momentos lo hace.
Aplica para ti las siguientes promesas:

Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo... y Formador tuyo...     No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Isaías 43:1-2


He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.
Génesis 28:15.



Necesitas recordar y comprender que Dios te ha creado para él, para que vivas de acuerdo a los propósitos para los cuales te diseñó, para que pongas tus dones bajo su servicio y difundas su palabra desde el lugar y la ocupación secular que desempeñes. No hay otra razón por la que existes, no tendría sentido si enfocaras tus propósitos hacia otras metas. Eres parte de su pueblo...

Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.
Isaías 43:21



No existe otro propósito, y es desde esa perspectiva que has de visualizar tu vida. Tú no existes “solo por existir”. Tu vida tiene un propósito celestial; esa es la razón por la que Dios te recogerá de “ese lugar” y te conducirá hacia donde debes de ir. La orden, él ya la dio. Te abrirá caminos por donde no los hay, pasarás obstáculos que nadie ha logrado atravesar y llegarás al lugar que él determinó para ti.
Aplica para ti esta promesa:

No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré. Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra
Isaías 43: 5-6.


He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.
Isaías 43:19



Durante todo este proceso confía en el consejo de la Palabra de Dios, así como en las promesas específicas que te ha dado hoy. No conocerás la frustración. Tu vida no quedará abandonada a merced de las “fuerzas ciegas” de los acontecimientos. Nada saldrá forzado. Todo saldrá como él lo determinó para ti. Descansa en él. No trates de afanarte en aquello que te es imposible hacer, ¡Descansa!; pero sí es necesario que hagas todo lo que esté bajo tu alcance bajo la dependencia de Dios.

En descanso y en reposo seréis salvos;
en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.
Isaías 30:15



Descansa en Dios...
Da los pasos de fe que has de dar, aunque no sepas que hay “a la vuelta de la esquina”.
Lo que ha decidido hacer contigo, nadie se lo impedirá.
Descansa en él, viviendo en obediencia a su voluntad y siguiendo las pautas que te vaya dando a medida que avances.
Dios hará todo lo que te sea imposible hacer, nadie se lo estorbará.

Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?
Isaías 43:13



Algo muy importante...
Persevera en la oración y en la reflexión bíblica para que sepas QUE hacer y COMO proceder ante cada paso que Dios te demande dar. Necesitarás continuamente su consejo para que las pruebas, las tentaciones, las dudas, las circunstancias, las limitaciones y las presiones de las personas no te hagan tomar decisiones que no te convienen.
Harás lo que Dios te indique...

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
Josué 1:8-9





TWITTER.
@JAlfredoLievano




2 comentarios:

Iris Hedez dijo...

Dios te bendiga siempre José Alfredo

Leydy Viviana Carvajal Hoyos dijo...

Todas sus palabras son de parte de Dios para mi vida en este duro momento de prueba gracias, Dios le continúe dando sabiduría.