miércoles, 1 de abril de 2015

SOLO BASTA QUE TE ACUERDES.


No tengas miedo, pues lo que te sucede ahora está bajo el control absoluto de Dios aunque todos te digan lo contrario. Él está sobre todos tus acontecimientos y lo has comprobado a lo largo de toda tu historia personal. Hay hechos inexplicables que te han marcado y en los que no puedes negar su intervención oportuna. Solo basta que traigas a tu memoria esas acciones específicas y oportunas y verás como la incertidumbre que ahora te gobierna, desaparecerá. Al recordar todas estas intervenciones tu fe se estimulará y la paz que sobrepasa todo entendimiento te gobernará; pues así como sucedió en el pasado, así será también en el futuro. Lleva hoy a la práctica lo que dice el Salmo 103.

“Bendice, alma mía, a Jehová,
y no olvides ninguno de sus beneficios”
(Salmo 103:2)

Necesitas recordar ahora que el poder y la soberanía de Dios se mantienen fielmente inalterables a tu favor para colmarte de sus beneficios.


SOLO BASTA QUE TE ACUERDES.

Acuérdate como,  por diversas fuentes Dios te envió la provisión oportuna para solventar aquellas necesidades urgentes de las que humanamente hablando te era imposible salir. Todo fue coincidiendo de manera asombrosa. No se trató de una sola vez, sino de muchas veces. ¡Acuérdate! Nada menos hace poco te ha estado sucediendo lo mismo.


SOLO BASTA QUE TE ACUERDES.

Acuérdate como Dios no solo te ha suplido en lo material, sino en lo espiritual y emocional. Acuérdate por ejemplo, todas las veces que has recibido la Palabra justa que necesitas para momentos específicos; has memoria de todas las veces que así ha sucedido y que no dejó de asombrarte por la exactitud de su consejo que guardaste en tu corazón.


SOLO BASTA QUE TE ACUERDES.

Acuérdate cuando Dios se valió de diversas circunstancias para sacarte de lugares de donde NO debías de estar, de la forma como te condujo y estableció donde jamás lo imaginaste. Como fue moviendo todos los acontecimientos, las piezas y poniendo personas para que las puertas se te abrieran en contra de todo pronóstico favorable. No puede ser casualidad tanto detalle de Dios hacia ti.
------------------------------------.


Después de haberte acordado de las acciones oportunas de Dios a tu favor, necesitas entender que él nada improvisa.
Dios ya sabe cómo te ayudará ante esas puertas cerradas que tienes ante tus ojos, lo hará aunque no entiendas su método. Su plan de acción a tu favor ya lo tiene bien definido. Él te lo dice ahora: “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” (Apocalipsis 3:8).  Nadie podrá impedir lo que Dios ha preparado para ti; así que deléitate en sus promesas y descansa en su acción poderosa y soberana. “Porque nada hay imposible para Dios” (Lucas 1:37)
Sin embargo no solo se trata de creer en las acciones milagrosas de Dios, de deleitarse en sus promesas y de esperar en sus intervenciones sino de trabajar sin descanso en la obra encomendada por él. Es necesario que te mantengas fiel al proyecto de vida que ha diseñado para ti, consistente en sembrar su Palabra en lugar donde te ha colocado y proyectarla con tu testimonio, caso contrario nada tendría razón de ser. El Señor te lo recuerda: “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca” (Juan 15:16)

SOLO BASTA QUE TE ACUERDES.


-------------------------.

Twitter:

----------------------------

1 comentario:

zahyde inostroza dijo...

Hola me gusta mucho tu blog para meditar
Te invito a que mires el mio
http://palabraszahyde.blogspot.com.es Dios t bendiga