jueves, 17 de mayo de 2012

CUANDO OYES, COMIENZAS A VER.

Oír a Dios, es dejar que nuestra mente sea iluminada por la acción sobrenatural del Espíritu Santo, y asimilar con exactitud todo lo que desea mostrarnos por medio de la revelación bíblica.
Veamos el texto bíblico que nos lo recuerda:

La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples.
Salmo 119:130

A medida que te expongas a la reflexión bíblica bajo la acción sobrenatural del Espíritu Santo, podrás entender todas sus verdades, aceptarlas con convicciones firmes, practicarlas sin temor y transmitirlas con valentía.
Será entonces cuando las “escamas” que cubren los “ojos espirituales”, caerán, y se vea todo bajo la perspectiva del Espíritu. Además, verás los acontecimientos diarios bajo el prisma de la Palabra de Dios, aun a pesar de estar en medio de situaciones insoportables de las que no puedas salir.

----------------------------.
Es por eso que, cuando “oyes”, comienzas a “ver”.
----------------------------.

Pídele a Dios que te ayude a comprender su Palabra bajo la acción sobrenatural de su Espíritu, para que apliques a tu vida aquellas palabras anunciadas por el profeta Isaías:

Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán.
Isaías 35:5

El resultado de los “ojos y oídos abiertos”  permitirá no desviarte de los caminos que transites, porque tus pasos serán firmes, seguros y sin tropiezos; permitirá que espontáneamente alabes a Dios y testifiques de su verdad en medio del desierto del mundo, haciendo que ríos de agua viva corran por él.

Entonces el cojo saltara como un ciervo, y cantara la lengua del mudo, porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.
Isaías 35:6

Es tiempo de comenzar a iluminar con la luz de Cristo, el entorno oscuro de falsedad, error y maldad que nos rodea.
Es tiempo de recordar las advertencias dadas con anticipación, y llamar a un genuino arrepentimiento de vida antes que el juicio anunciado por Dios se derrame con fuerza.

----------------------------.
Recuérdalo:
Cuando OYES, comienzas a VER.
----------------------------.

CORREO ELECTRONICO:

TWITTER:
----------------------------

3 comentarios:

Un Nuevo Amanecer dijo...

Amen- Bendiciones para ti y tu familia

Anónimo dijo...

Amen y gracias por estas reflexiones, que me han ayudado mucho en mis tiempos mas dificiles, Dios ha puesto la palabra precisa en el mmento justo. Gracias Dios

Margarita Messa Benitez dijo...

José Alfredo Dios le bendiga cada día dándole sabiduria como maestro y profeta para la edificación de la Iglesia de Jesucristo. Me edifican grandemente sus reflexiones. Un abrazo