viernes, 10 de marzo de 2017

NO MAS EXPLICACIONES... NO MAS CONFIRMACIONES.


Si Dios ya te lo dijo...      ¡Así es!     ¡Así será!
No necesitas más explicaciones, ni confirmaciones adicionales.
Su Palabra inspirada te ha sido mostrada sin ambigüedades.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,  a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”   
2 Timoteo 3:16-17

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”
Romanos 15:4

Fíjate como Dios te ha hablado tan claro, siempre en el momento que lo has necesitado.      ¡Y así lo está haciendo ahora!
Lo que ahora te queda es creer y retener su enseñanza, aunque tu lógica no logre procesarla o aceptarla.




“Retén lo que tienes”
Apocalipsis 3:11

Retén las enseñanzas bíblicas que Dios te ha revelado con claridad.
Ya no le pidas explicaciones ni confirmaciones adicionales...     ¡Solamente créelas!


Veamos algunas...

 Dios te atrajo hacia él.
¡No fuiste tú quien tomó la iniciativa!

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero”
Juan 6:44


En Jesucristo obtuviste eterna redención cuando derramó su sangre en la cruz para el perdón de todos tus pecados.     ¡Sí, pagó por todos!     ¡Se hizo cargo de ellos!

“Gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”
Colosenses 1:13-14
             

Dios no te ha puesto para condenación, sino para alcanzar salvación por medio de Cristo.

“Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”
1 Tesalonicenses 5:9


Todo es para tu bien; lo que Dios te permite pasar ahora, va enfocado hacia sus propósitos eternos aunque no comprendas sus procesos.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”
Romanos 8:28-30


Al final de tu peregrinar sobre la tierra, Dios habrá hecho su obra perfecta en ti.     ¡No te echarás a perder!

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”
Filipenses 1:6


La muerte no será tu final...
¡Resucitarás cuando Cristo venga!

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”
1 Tesalonicenses 4:13-17


Al resucitar, tu cuerpo será transformado.

“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad”
1 Corintios 15:51-53.


Al resucitar, serás como los ángeles que están en los cielos.

“Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos”
Marcos 12:25




La enseñanza de Dios ha sido clara.
¡Créela por fe!

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”
1 Corintios 15:58





--------------------------
José Alfredo Liévano.
-------------------------

PENSEMOS EN DIOS

Blog:

Facebook:

Twitter:
@JAlfredoLievano

--------------------------