martes, 24 de mayo de 2016

NO LO OLVIDES...


Ø  Dios no te ha salvado por tus méritos personales, sino por los méritos del sacrificio que Jesucristo realizó en la cruz a tu favor. Todo se lo debes a su gracia y misericordia.


Ø Dios no cesa de hablarte; por eso es importante que siempre reflexiones en su Palabra, para que recibas su consejo oportuno. Siempre recibirás la Palabra que necesites.


Ø Dios te conoce mejor de lo que tú te conoces a ti mismo (a); por eso, sabe en que “tratamiento” aplicarte para que crezcas espiritualmente.


Ø Estás en un proceso formativo dirigido y ejecutado por Dios. Te está formando para la eternidad. No cuestiones sus procesos ilógicos e incomprensibles.


Ø Necesitas vivir para lo que Dios te trajo al mundo, vivir para lo que te diseñó, vivir para la misión que te encomendó, vivir para iluminar el mundo con su luz, vivir para difundir su Palabra.


Ø Necesitas creer y practicar las enseñanzas de Cristo aunque la mayoría no lo haga; es así como tu vida tendrá sentido total.


Ø Tú dependes de la acción sobrenatural del Espíritu Santo obrando en tus pensamientos, emociones y voluntad. Abandónate bajo su acción.


Ø La presencia de Dios te envuelve siempre. Se trata de una presencia activa en la que su poder sobrenatural y su perfecta soberanía obran continuamente a tu favor.


Ø Nunca es tarde para comenzar. El hecho de vivir, es una muestra que Dios te ofrece una oportunidad más. ¡Aprovéchala!


Ø Necesitas permanecer cerca de Dios. Quita toda interferencia que lo impida...


“No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene”
Deuteronomio 4:2







TWITTER.

@JAlfredoLievano

1 comentario:

Na Il dijo...

Muy buenas reflexiones