miércoles, 2 de marzo de 2016

“... Y DIOS TE REPITE LO MISMO...”


Si Dios te repite siempre lo mismo, es porque quiere que pongas atención en “esa palabra” específica que te da; que no la pases por alto, sino que la creas, la medites, la guardes y la practiques.  

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.
Josué 1:8.



Nadie más que Dios conoce tus pensamientos y deseos más profundos, conoce los caminos recorridos y los que recorrerás en el futuro; esa es la razón por la que siempre recibes la palabra justa. Por eso te insiste siempre en lo que necesitas oír, creer y recordar.

Dios sabe que Palabra adecuada necesitas para cada momento de tu historia personal. No se trata de una casualidad, sino de una intención deliberada de su parte. Él te conoce...      Necesitas estar consciente de ello.

“Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda”
Salmo 139: 1-4



¡Oye...!
¡Cree...!
¡Recuerda...!

Dios siempre te ha amado. Su Gracia y Misericordia son una muestra de ello. Te ha concedido bendiciones que NO mereces tener. Fíjate bien, a pesar de todo no te ha tratado conforme a las consecuencias tus malas acciones. No lo puedes negar...

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.”
Jeremías 31:3



¡Oye...!
¡Cree...!
¡Recuerda...!

Dios es tu única satisfacción. Solo él puede satisfacer tus vacíos espirituales, mentales y emocionales que has intentado llenar con otros medios. Nadie más sobre la tierra puede hacerlo. Lo has comprobado más que de sobra...

“Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”
Juan 4:14.



¡Oye...!
¡Cree...!
¡Recuerda...!

Mantente firme en la Palabra que has creído, sobre todo cuando vengan momentos de crisis. No endurezcas tu corazón ni te vuelvas atrás en tus convicciones.

“Si oyereis hoy su voz,
no endurezcáis vuestros corazones”
Hebreos 3:7-8



¡Oye...!
¡Cree...!
¡Recuerda...!

La Palabra que Dios te prometió se cumplirá contra todo pronóstico. Nadie se lo impedirá; puedes descansar ahora en su poder, en su soberanía y en su fidelidad a tu favor. 100% a tu favor...

“Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?”
Isaías 43:13.



¡Oye...!
¡Cree...!
¡Recuerda...!

Con solo dar una orden, Dios todo lo puede resolver a tu favor. Con solo dar una orden toda tempestad puede parar...     toda enfermedad puede sanar...     toda puerta se puede abrir o cerrar...     todo lo imposible se vuelve posible.
Con solo dar una orden, Dios todo te lo resuelve a tu favor. Nada es difícil e imposible para él.

“Porque nada hay imposible para Dios.”
Lucas 1:37




No dejes de refrescar tu vida espiritual con la Palabra de Dios mediante su reflexión diaria y continua. Es necesario que sus palabras directas, específicas y oportunas te impacten cada día. Que ese sea siempre tu anhelo...

“Hazme entender el camino de tus mandamientos, para que medite en tus maravillas. Se deshace mi alma de ansiedad; susténtame según tu palabra.”
Salmo 119:27-28






TWITTER.
@JAlfredoLievano




1 comentario:

Beatriz Segarra dijo...

Buenas tardes Dios bendiga su vida pastor Alfredo. La verdad que la palabra que usted cuelga en su blog es mi bastón para seguir en el camino duro de las pruebas que pone el enemigo en mi vida. Pero al leer la palabra que usted publica es como si udted me conociera y supirea como llegar en el momento justo y preciso. Le felicito y pido a Dios que lo siga bendiciendo en su obra. Saludos desde Madrid España.