jueves, 4 de febrero de 2016

NUNCA ES TARDE... Y HOY, ES EL DÍA.


Jesucristo es nuestro punto referencial de vida; esa es la razón por la que nos llamamos “cristianos” y por la que nos identificamos en el mundo. Ser “cristiano” no es una etiqueta religiosa que nos distingue de los demás, sino que va más allá de un simple concepto. Se trata de pensar y proceder de acuerdo a las pautas de la Palabra de Dios.     El deseo intenso de cada cristiano consiste en tener el mismo “sentir” de Cristo, así como lo expresa la carta a los filipenses: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” Filipenses 2:5. Se trata de un sentir basado en convicciones firmes de sus promesas generadoras de gozo y paz en medio de las adversidades...    un sentir impulsado por el amor a Dios y al prójimo como eje motivador de servicio desinteresado hasta las últimas consecuencias.


Revisémonos bajo la luz escrutadora de la Palabra de Dios y hagámonos un autoexamen para determinar si nuestra vida cristiana se enfila hacia tales aspiraciones. Es importante que su acción viva y eficaz nos muestre su inequívoca radiografía. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” Hebreos 4:12-13.     Permitamos que la Palabra de Dios nos confronte con nuestra realidad y procedamos espontáneamente a dar esos GIROS RADICALES que nos demanda. (Cada uno de nosotros sabe cuáles son...) Hay actitudes que no debemos seguir tolerando, por lo que es importante parar ahora y tomar la firme determinación de proceder como Cristo lo haría.


Ha llegado el momento de cortar radicalmente con esos estorbos que Dios nos ha estado mostrando periódicamente y de múltiples maneras...    Ha llegado el momento de renunciar a nuestros propios proyectos egoístas para darle paso a los planes de Dios...   Ha llegado el momento para ver la diferencia...


Nunca es tarde para comenzar...
y hoy es el día.





TWITTER.

@JAlfredoLievano 

1 comentario:

Sara Muniz dijo...

esta fluyendo una alabanza q desde hace rato canto en la oficina... y parece q trae musica dice asi... hoy vuelvo a comenzar donde me encontraste ..vuelvo a comenzar ... toma todo lo entrogo a ti.. por siempre tu nos amaras... aunque tratemos de corer tu nunca no soltara oigo al cielo gritar que el futuro llegoooooo... y reviso y ese es el mensaje .. de hoy quiero pensar q comienzo nuevamente a servirle a DIOS en mi ministerio... y esta llegando mi regalo tambien q por tantos años espereee??? confio en DIOS Q SIIII¡¡¡