lunes, 24 de agosto de 2015

SOLO BASTA QUE LE DIGAS: “HEME AQUÍ”


Dios está sobre todas tus circunstancias; las abarca todas, por lo tanto gozas de SEGURIDAD PLENA.   Dios domina sobre todos los que dicen tener dominio sobre ti.   Tu vida está ahora bajo su CUIDADO DIRECTO, lo compruebas a cada instante por medio de los eventos de tu vida diaria, así como también por medio de las palabras oportunas que recibes de su parte.   No tienes por qué dudar.   El hecho de gozar del cuidado directo de Dios te debe animar a ponerte bajo sus órdenes incondicionales, con la plena certeza que tendrás oportunamente su protección, capacitación, guía y provisión.   NADA TE FALTARA.   Solo basta que le digas:    “Heme aquí, envíame a mí” (Isaías 6:8).   Aun no es tarde para Dios, pues en él, tu futuro lo tienes garantizado.   Descansa ahora en su acción transformadora y en sus cuidados directos.   Las tempestades que te azotan no destruirán la elección eterna de Dios sobre tu vida.   No te desanimes aunque todo lo veas “cuesta arriba”.

DIOS TIENE EL CONTROL.
No lo dudes...




TWITTER.

@JAlfredoLievano