martes, 9 de junio de 2015

DIOS HA SIDO JUSTO CONTIGO...


Tienes motivo para hacer notorias las obras de Dios; esas obras que SIN MERECERLAS ha hecho y continuará haciendo en ti.
Dios desde siempre ha gobernado con sabiduría y poder todos tus acontecimientos, aun aquellos que aparentemente se salieron totalmente de control, aquellos que nunca entendiste y sigues sin entender.
Has comprendido que la actividad de Dios sobre ti es una realidad innegable que te envuelve constantemente.

Acuérdate de cada hecho maravilloso en el que Dios intervino a tu favor aunque no existieran razones para que los merecieras. Hechos saturados de su GRACIA y MISERICORDIA, y dignos de ser testificados...

Acuérdate de aquellas ocasiones en las que ya no podías levantarte, y la mano misericordiosa de Dios intervino oportunamente. ¿Acaso lo merecías?

Acuérdate cuando tus esperanzas estaban totalmente perdidas, y en el momento menos pensado todo cambió repentinamente a tu favor. ¿Acaso lo merecías?

Acuérdate cuando en aquella desesperación saturada de angustia clamaste a Dios y su respuesta no se hizo esperar. ¿Acaso lo merecías?

Dios ha sido JUSTO y MISERICORDIOSO contigo; no porque lo hayas merecido, sino por haber creído en la obra que Jesucristo hizo a tu favor al morir por ti en la cruz.  “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9).  Es por GRACIA de Dios que has alcanzado JUSTICIA y MISERICORDIA por medio de Jesucristo, NO por tus méritos y capacidades.

Es por la JUSTICIA y la MISERICORDIA de Dios que no solo tienes derecho a las bendiciones presentes, sino aquellas eternas que traspasan las fronteras del universo.

“Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”
Romanos 3:24


“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;  por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”
Romanos 5:1-2


“Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,  el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”
Tito 3:4-7


DIOS HA SIDO JUSTO CONTIGO




TWITTER.

@JAlfredoLievano 

9 comentarios:

Stella Serrano dijo...

Gracias por el mensaje y muy cierto. Me gustaria colocaras un boton para compartir en Facebook, saludes y bendiciones.

Alicia Jaramillo dijo...

Es un lindo pensamientos, como algunas otras reflexiones que publican y que siempre son muy atinadas para enfrentar algunas situaciones de la vida.

Alejandra Mora dijo...

porque ya no hay mas reflexiones?

alejandra belamine dijo...

No hay mas reflecciones??

Christy m dijo...

Q pasa con la eflexiones?

alejandra belamine dijo...

Extrano mucho las reflecciones eran de mucha bendicion para mi vida.

Christy m dijo...

Alguien Sabe porque ya no publican mas ?

pamela dijo...

Hola alfredo como sta. Le sucedio algo. Espero este bien y recuerde q todo siempre lo q nos pasatiene un proposito de Dios y el desierto solo es temporal bendiciones

Emy A dijo...

Extraňo las reflexiones, espero que se encuentre bien bendiciones...