jueves, 16 de octubre de 2014

SOLO DIOS PUEDE DARTE OTRA OPORTUNIDAD...

Lo que las personas no te pueden volver a ofrecer, Dios si lo hace y puede mover todos los acontecimientos para favorecerte, aun sin que lo merezcas.

Has estado orando por otra oportunidad, y Dios en su GRACIA y MISERICORDIA puede concedértela; pero es necesario que tomes la determinación en producir frutos para él, ya que precisamente para eso es que has venido al mundo, no para otra cosa.
No tendría sentido vivir en este mundo, si no se hace para el propósito para el cual Dios te ha traído a la tierra.  Sería una pérdida de tiempo y de recursos...

Si Dios te da una nueva oportunidad es para que reorientes tu vida de acuerdo al propósito por el cual naciste.
Pon atención a la siguiente lectura y aplícala para tu vida:

“Dijo (Jesús) también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? El entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.”
Lucas 13:6-9.


Dios te ha plantado en su viña.
Dios te ha colocado en un lugar estratégico para que desde allí cumplas con la misión que te ha encomendado. No hay otra razón por la que vives, caso contrario, estarías torciendo los propósitos de Dios para tu vida.  

Dios busca frutos de ti.
Pregúntate: ¿Estoy produciendo frutos para Dios?... ¿Estoy siendo ese árbol fructífero que Dios espera de mí? ...   ¿Cómo son mis frutos?...
Tu vida no debe contradecirse en sí misma.

“No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.”
Mateo 7:18-19.


Dios “corta” a los que inutilizan la tierra.
Muchos mereceríamos ser cortados por Dios por el mal testimonio y por desperdiciar los recursos que ha puesto en nuestras manos...   Mereceríamos ser cortados por que en vez de ser medios de bendición para otros, somos lo contrario...   Mereceríamos ser cortados porque somos “sal insípida” y “lámparas apagadas”...   Mereceríamos ser  cortados porque a pesar de las múltiples oportunidades que Dios nos ha vuelto a ofrecer, seguimos con la necedad de torcer sus propósitos.  Muchos no supieron aprovecharlas y ahora ya no están. 

Aprovecha la oportunidad que Dios te ofrece nuevamente.
No hagas oídos sordos...
Dios te ha dado un tiempo de gracia para que tomes la determinación de producir frutos para él.
Ahora es tiempo de reorientar tus sendas. Es tiempo para que te pongas bajo sus órdenes incondicionales y comiences  -con su asistencia- a producir frutos para él en donde quiera que estés o vayas. (Familia, estudio, trabajo, iglesia, etc)  
Emplea también todos los recursos que tienes a tu alcance para propagar su mensaje a todas las personas que conoces y hasta el último rincón del mundo. (No en vano dispones de Facebook, Twitter, Instagram, Blog y todo lo relacionado con las redes sociales).
Ahora es tiempo de reflejar tu cristianismo bajo las pautas que Dios ha dejado establecidas en su Palabra.
Ahora es tiempo de tomar la iniciativa para velar por las necesidades de los demás...
Ahora es tiempo para dejar de ser “cristianos de apariencias”...

Es posible que ahora, muchos de los que leen esta reflexión, estén “a punto de morir” espiritualmente, pero aún hay un redargüir en su interior que le invita a cambiar...   
Es posible que muchos hayan levantado esta mañana sus ojos al cielo implorando una nueva oportunidad y Dios por medio de estas líneas les recuerda que aún la hay.

Si muchos de ustedes han olvidado el propósito por el cual viven y dejaron “tirado” su propósito de vivir para Dios, ahora es el momento de pedirle una nueva oportunidad.

¡Ayúdame Padre!
Dame otra oportunidad.
Levántame de mi esterilidad espiritual.
No merezco nada, solo ser cortado.

Pero tu GRACIA...
Tu MISERICORDIA...
 Me levantará por medio de Jesucristo.
AMEN.


Y esta es la respuesta de Dios para ti el día de hoy...

“En tiempo aceptable te oí, y en el día de la salvación te ayudé”.
Isaías 49:8

Aun estás a tiempo...


José Alfredo Liévano
Twitter.  @JAlfredoLievano  


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa palabra es para mi !!!!! AMEN !!!!

Anónimo dijo...

Esta Palabra es para mí, también.
Gracias Señor por la oportunidad
de esta palabra.
Gracias hermano por usar tus dones,
mediante los cuales somos bendecidos.

Anónimo dijo...

Señor dame, sabiduria, para entender como servirte , muy lindas palabras para despertar.

Jpobrecito jajajaks B dijo...

Gracias por su palabra. Dios me ha hablado ttal vez trata de decirme que ya no pierda el tiempo en cosas vanas, en el pasado en mi falta de perdón a mi misma y a los demás que viva el presente en el, aunque temo se que el hablara por mi y pondrá su palabra en mi boca. Amen

pmagagna dijo...

Muchas Gracias por ese mensaje de reflexión, precisamente hoy me levante así y Dios hizo que llegara hasta tu Blog para leer esto. Bendiciones y mil gracias

mesefu gonzalez dijo...

Hermoso mensaje, Dios eres dueño de mi vida,no tengo como agradecerte todo lo que me has dado, has cambiado mi lamento en baile,enamoremonos cada día del señor! Yo nunca he estado sola, Dios nunca me ha abandonado!

Giulianna Hernández dijo...

Dios en este momento de mi vida te necesito con toda mis fuerzas pido que abraces con tu amor para que me des una nueva oportunidad,siempre has estado alli conmigo en todo momento. Aumenta mi fe cada dia para superar este revolcon que estoy pasando. Te amo protege a mis hijos, a mi familia y todas las familias del mundo. Todo pasa contigo amor mio...mi Dios
Ten misericordia y ayudame a levantarme, levantar a mi hogar y mi pais que tanto te necesita.

Unknown dijo...

Acabó de tener un accidente de tránsito casi muero... Sólo se que Dios me dió una nueva oportunidad.