jueves, 2 de febrero de 2012

TE DECEPCIONASTE DE TUS ILUSIONES.

¿No te salieron las cosas como esperabas?
¿Tanto esfuerzo, que de nada sirvió?
¿Y aquellas horas de oración en las que tanto invertiste?
¿Y aquellas palabras que estimularon tu fe?

¿Piensas que Dios te falló?...    ¿Qué no te oyó?...   ¿Qué te ilusionó en falso?...   ¿Qué te hizo quedar en ridículo delante de las personas que conocían tu caso?...

¡Qué desilusión!
¡Te decepcionaste de tus ilusiones!

Con esta situación tan desagradable y sorpresiva, Dios quiere que aprendas a descansar en su soberanía y a regocijarte en él, independientemente a como estén las cosas.
Aunque tú no lo creas así, y lo veas como un consejo alienante e inútil, te digo que Dios tiene algo mejor para ti. Se trata de algo que ahora no vislumbras.
Tú no conoces tu futuro...
No sabes lo que sucederá mañana, ni siquiera en los próximos minutos, pero Dios si lo sabe. Por eso, él tiene otra opción mucho mejor de la que esperabas.
Es cierto, el tiempo corre y no se puede desperdiciar ni un día más, pero es necesario que descanses en el método que él está empleando. No olvides que tu caso está en sus manos. No lo ha desechado.

Regocíjate y espera en Dios.
El se encargará que todo resulte aun mucho mejor de lo que esperabas.

Toma la actitud del profeta Habacuc, que a pesar que las cosas no estaban como las hubiera deseado, se regocijó en Dios.
Mira:

Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.
Habacuc 3:17-18

¡Regocíjate en Dios, ahora!
El sabe lo que hace, tu causa está delante de él.
¡No le cuestiones!
¡Déjale obrar!
Lee lo que expresó el profeta Isaías, y aplícalo a tu caso personal.

Pero yo dije:
Por demás he trabajado, en vano y sin provecho he consumido mis fuerzas; pero mi causa está delante de Jehová, y mi recompensa con mi Dios.
Isaías 49:4

¡Ha llegado el momento de esperar en Dios aun en contra de todo pronóstico favorable! Toma para ti, esta promesa:

Y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí.
Isaías 49:23

Entiéndelo ahora mismo:
Será Dios, quien se encargará de defender tu caso hasta las últimas consecuencias y de forma total.
Ahora más que nunca, deja que él se encargue de tu caso.

Y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.
Isaías 43:25

Regocíjate ahora en esta palabra que Dios mismo te ha enviado en medio de esta desilusión que ahora te hace llorar.
Dios hará algo inusual que será un poderoso testimonio para aquellos que pensaron que tu caso estaba totalmente perdido.

Y conocerá todo hombre que yo Jehová soy Salvador tuyo y Redentor tuyo...
Isaías 49:26

----------------------------

CORREO ELECTRONICO:

TWITTER:


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Benditas palabras para mi alma que espera en Dios

Sandra dijo...

Y yo sigo creyendole a Dios, EL no me dejara avergonzada. Por que sus promesas son si y amen!!!!!

noel bravo dijo...

Solo DIOS sabe los males de cada uno,pero en su palabra, no hay mal que por bien no venga;ayer venia comentandole a mi esposa de la desilusion que sentia ,igualmente reconociendo que DIOS aun ,a pesar de todo no nos ha desamparado,siento que esta reflexion fuese para mi ,si alguno siente lo mismo le invito a no dejarse abatir por el demonio,debemos luchar en contra del desasosiego que nos invade,Dios nuestro Padre,nos ama con locura ,dio a su hijo ,nuestro Señor Jesucristo para salvarnos,quien lo hizo todo por AMOR,ademas nos dejo al ESPIRITU Santo,que mora en nosotros ,al cual debemos invocar constantemente para combatir nuestra maldad y mal agradecimiento.
Gracias hermano por que se que a travez de usted el SEÑOR nos sigue alentando y dandonos confianza ,bendiciones para usted y todos las personas a los que gracias al SEÑOR por medio de sus escritos nos alienta y anima a seguir en esta lucha por agradar siempre a nuestro SEÑOR.Que DIOS nos permita obtener la merecida corona y ser parte de su reyno,AMEN

Maria B. Hernandez dijo...

Es muy cierto todo, parece la historia de mi vida. Dios me ha enseñado a esperar en El y a creer que El tiene algo mucho mejor para mi. Bendiciones hermano!

Enrique Ull felic dijo...

justo en el momento que iba a tirar la toalla y me encontraba totalmente desesperado por tanto rezar y pidir ayuda a Dios Padre sin ver resultados, encontré esto y recobre las esperanzas perdidas,parecía que estaba esperando a que me rindiera para volver a tener Fe y esperanza. Dios nos cuida estoy seguro