martes, 15 de diciembre de 2009

Denunciar la MALDAD tiene su PRECIO...


Denunciar la MALDAD y la INJUSTICIA tiene su precio...
Se paga muy caro...
Todos se te vienen en contra, pues la mayoria estan de acuerdo con tales actitudes...

Aqui los papeles cambian:

El mal visto no es el que comete las acciones reprobas, sino el que la denuncia y la saca a la luz...
Muchos para evitar ser desechados prefieren seguir la corriente aunque en el fondo no esten de acuerdo...

Sin embargo...

Nosotros los cristianos, como conocedores de los principios del BIEN y de la JUSTICIA, no hemos de callar ante las atrocidades que ven nuestros ojos. De todas aquellas de las que hemos sido testigos...
Alguien dice que quien calla, otorga...

Hemos de pronunciarnos en contra de todo aquello que este en oposicion a los principios que nuestro Señor Jesucristo ha dejado establecidos...
Este pronunciamiento no solamente tiene que ver con lo que hablamos sino con nuestro estilo de vida...


La MALDAD y la INJUSTICIA avanza con una aparente victoria, sin embargo sera de manera REPENTINA que todas estas acciones y sus consecuencias seran CONSUMIDAS totalmente, pues todo saldra a la luz...
Todo...!!!
Dios se encargara que asi sea...
El tiene sus propios metodos...


No temas sacar a la luz aquello que no esta bien...
No temas vivir de acuerdo a los principios que Dios ya establecio...
Es cierto, los malos e injustos te rodearan con el proposito de hacerte daño, pero nada podran hacer.

Dios estara de tu parte asi como lo hizo con su pueblo en Egipto y en el Mar Rojo...
Aunque te amenacen y te ataquen, nada podran hacer...
Dios estara de tu parte siempre, pues mientras estes aca el ataque de las huestes de maldad estaran a la orden del dia...

Como ser humano es logico que experimentes angustia ante tanto acoso de maldad; pero es aqui cuando tu FE, tu DETERMINACION y tu PACIENCIA ha de prevalecer...

Es necesario que EMPRENDAS lo que Dios te ha mandado hacer aunque en estos instantes te sientas INUTIL e INCAPAZ...



----------
Jose Alfredo Lievano

2 comentarios:

Nelson Cassarino dijo...

Muy bueno el articulo. Muchas bendiciones

Anónimo dijo...

Dios bendiga a quien escribio estas reflexiones y a quien las lee, me gusto leer en esta pagina. Gracias