martes, 1 de agosto de 2017

DIOS SE ENCARGARÁ DE TODO... ¡NO LAS PERSONAS!


Es Dios quien pondrá en el corazón de otras personas el deseo de proceder a tu favor y de hacerte justicia aunque todo permanezca en tu contra...


Es Dios quien conducirá hacia ti la ayuda providencial sin que las busques, moverá los acontecimientos para que así suceda...


Es Dios quien les dará la orden para que te liberen de aquellas situaciones angustiosas que te han mantenido atrapado (a) desde hace muchos años...


Todo esto será una clara muestra de su Gracia, de su Misericordia, de su Poder y de su Soberanía.

Pero en aquel día yo te libraré, dice el Dios Eterno, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes

Jeremías 39:17


Y tu caso yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos...     Y conocerá todo hombre que yo el Dios Eterno soy Salvador tuyo y Redentor tuyo...

Isaías 49:25-26




DIOS SE ENCARGARÁ DE TODO...
¡NO LAS PERSONAS!

Te ayudará “contra viento y marea”
No tardará...
¡Ya lo determinó!


¡Cree!     No te angusties ante tu caso difícil...     ¡Cree contra todo pronóstico!     Cree en “esperanza contra esperanza” así como lo hizo Abraham...

Él creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia

Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara

Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido

Romanos 4:18-21



No pongas los ojos en las circunstancias...     ¡Ponlas en Dios!     Levanta tus ojos al cielo para que puedas “ver más allá” de la oscura realidad que te envuelve, más allá de las amenazas, más allá de los peligros, más allá de las incertidumbres.

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe

Hebreos 12:2



¡Ten paz!     No te angusties aunque no veas ni una tan sola posibilidad favorable y los problemas se multipliquen...     ¡Descansa en Dios! ¡Descansa en sus promesas!

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia

Isaías 41:10



¡Avanza en la medida de tus posibilidades!      Haz lo que esté de tu parte; Dios irá delante de ti abriéndote caminos...     ¡Se encargará de lo que no puedes hacer!

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Dios Eterno, tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas

Josué 1:9


El Dios Eterno va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides

Deuteronomio 31:8




¡DIOS SE ENCARGARÁ DE TODO!
¡No las personas!

Él sabrá qué hará...
Él sabrá cómo procederá...


Lo que hago yo,
¿Quién lo estorbará?

Isaías 43:13







---------------.
José Alfredo Liévano.

MINISTERIO
PENSEMOS EN DIOS.
Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra!

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de todas las gentes, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra
Hechos 13:47.

Usa tus redes sociales para ese propósito...

------------

2 comentarios:

jorge gonzalez tapia dijo...

Siempre la palabra justa para mi vida el día de hoy entegran laudo a los abogados que llevan mi caso si Dios quiere y lo permite este sería el último juicio y ya me pagarían lo laboral por 28 años de trabajo lo quería mencionar porque la palabra de Dios es fiel y usted a sido un gran instrumento a lo largo de estos casi 7 años que le he pedido su apoyo en oración

LIBER dijo...

De una forma increíble está reflexión se cumplió para mi precisamente en este día, DIOS actuó de una forma maravillosa de tal forma que mi situación tan difícil cambió en menos de media hora, es verdad!!!Se está cumpliendo todo lo que se me ha dicho y me siento identificado plenamente con esta palabra. GLORIA A DIOS Y A SU AMADO HIJO JESUCRISTO!!! Amén, amén.