domingo, 5 de marzo de 2017

DESECHA TU ANSIEDAD.


¿Qué es la ansiedad?

Es un estado intenso de angustia, incertidumbre, temor y desesperación producido por situaciones progresivas, difíciles e imposibles de manejar. Todos estamos expuestos a enfrentarlas en algún momento de nuestra vida. Nuestro Señor Jesucristo lo advirtió:

“En el mundo tendréis aflicción;
más confiad, yo he vencido al mundo”
Juan 16:33




¿Cómo combatirla eficazmente?
¿Cuál es el consejo de la Palabra de Dios?

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”
1 Pedro 5:6-7

Humillarse es reconocer la dependencia continua y absoluta de Dios...     es abandonarse bajo su poder soberano...     es perseverar en oración aunque no se vea ninguna solución inmediata...     es buscar su consejo oportuno en la reflexión bíblica...


Algunos textos bíblicos relacionados:

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas”
Mateo 6:31-32.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”
Filipenses 4:6-7.

“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Dios Eterno, que hizo los cielos y la tierra”
Salmo 121:1-2.

“Así ha dicho el Dios Eterno, que hizo la tierra, el Dios Eterno que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”
Jeremías 33:2-3.




Desecha tu ansiedad.
Descansa en los procesos de Dios

Cree...
Anímate...
Espera...

“Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”
1 Pedro 5:10.


Justamente ahora, Dios se mantiene activo en medio de tus circunstancias; todas encauzándolas para tu bien aunque no comprendas o aceptes sus procesos. Él sabe lo que hace...     Jamás pierde el control...

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”
Romanos 8:28

Lo que te sucede ahora es para tu bien...
Para que los propósitos de Dios se cumplan en ti.
¡Descansa en sus procesos!





-----------.
PENSEMOS EN DIOS

Blog:

Facebook:

Twitter
@JAlfredoLievano

-----------------------------------