lunes, 24 de junio de 2013

¿QUE ACCIONES ESPECIFICAS VAS A PRACTICAR EN MEDIO DE ESTA CRISIS?

 Sométete bajo la soberanía absoluta de Dios.

Nada ni nadie podrá impedirle cumplir sus propósitos en ti. Es ahora cuando debes de tener la convicción sobrenatural que su presencia real, poderosa y soberana, está en medio de tus circunstancias y que te salvará oportunamente.
Aunque no veas a Dios por ningún lado ni sientas su presencia, debes tener la certeza que él mismo es quien te lleva por esos caminos que no entiendes. Deja que lo siga haciendo, no temas.
Dios te hará entrar por esas puertas de bendición que han estado cerradas para muchos, pero tú tendrás el privilegio de entrar por ellas. Nadie se lo impedirá.
Déjate llevar por Dios, nadie lo podrá detener. Mira lo que dice de sí mismo: “Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?”  Isaías 43:13.



Sigue orando.  

No ceses de clamar insistentemente y agradeciéndole de antemano por lo que hará, aunque en estos momentos veas “cero” posibilidades.  “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4:6-7.



Apártate de todo aquello que te separe de Dios.

Hay cosas que tienes que “cortar” radicalmente.  Tu, mejor que nadie sabe de que se trata. Apártate y sal de ellas de manera definitiva. Eso estorba tu bendición. Acuérdate de la exhortación del apóstol Juan en el apocalipsis, y aplícala a tu vida: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”. Apocalipsis 18:4.



No confíes ni dependas de la ayuda humana.

Olvídate de las personas en las que siempre has dependido como la fuente de tu provisión o protección. El Señor hace una exhortación muy fuerte al respecto: “Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.  Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada”. Jeremías 17:5-6.



Recuerda siempre que toda ayuda proviene de Dios.

Dios es la única fuente de tu socorro. Es él quien da las órdenes específicas y oportunas para que eso que necesitas llegue a ti. De él vendrá  la intervención milagrosa sobre tu desierto. “Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra”. Salmo 121:1-2.



No pierdas de vista la tarea primordial que Dios nos ha encomendado a todo cristiano.

No dejes que las circunstancias te desenfoquen de la misión que has venido a cumplir a la tierra. Mira el ejemplo del apóstol Pablo.  “Pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición”. 1 Tesalonicenses 2:2.



Descansa en Dios.

No reniegues, ni dudes, ni temas ante las circunstancias. Dios sabe lo que hace.
De hecho, no estarás libre de pasar tiempos de angustia extrema como la que puedes enfrentar ahora; pero será en medio de ella, cuando el poder de Dios se manifestará radical y sorpresivamente.
No te angusties mas por lo que sucede ahora. Créele a Dios.
Aunque todo "se caiga" a tu alrededor, Dios te sostendrá.
Nada de lo que te amenace te hundirá aunque así lo parezca.  Es necesario que le creas a Dios que así será, aunque ahora tu lógica lo considere imposible. Dios te lo ha prometido con claridad en su Palabra y si lo ha dicho, así será.   
¿A quién le vas a creer ahora?...  
¿A Dios?...  
¿A las personas?... 
¿A las circunstancias?...
“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”. Salmo 46:10.



----------------------.
GRACIAS SEÑOR, PORQUE UNA VEZ MAS HAS MOSTRADO TU REALIDAD Y TU CERCANIA A QUIENES HAN LEIDO ESTA REFLEXION.
----------------------.




Twitter:
@JAlfredoLievano      

7 comentarios:

Sandra dijo...

AMEN!!!!!

Anónimo dijo...

Así será... :)

jose luis rivas dijo...

Buen dia Alfredo!
La reflexión me viene como anillo al dedo!
Justo lo que estoy pasando en estos momentos...
La reflexión me da mucho aliento!
Que Dios te bendiga!

DianaWuC dijo...

Amén, Bendito sea el nombre del Señor!!

Anónimo dijo...

Dios te bendiga Alfredo. Gracias por llevar la palabra de Dios a quienes la necesitamos.

Margarita Messa Benitez dijo...

Gracias por sus palabras, muy edificante. Palabras muy oportunas. Abrazos, Dios le bendiga

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años