sábado, 10 de noviembre de 2012

LA RAZON DE TU VIDA CRISTIANA


Lo que le da razón de ser a la vida cristiana es el amor a Dios y al prójimo. Al respecto el apóstol Pablo escribe:

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
1 Corintios 13:1-3

De nada te sirve tener convicciones firmes en la Palabra de Dios...
De nada te sirve la elocuencia para predicar o enseñar...
De nada sirve que las palabras que transmitas impacten a los demás...
De nada te sirve el conocimiento profundo de la Sagrada Escritura y los grados académicos obtenidos...
De nada te sirve toda acción sacrificada que hagas a favor de los demás...

------------------------------.
De nada te sirve, si no amas a Dios y a tu prójimo.
------------------------------.

En cierta ocasión le preguntaron al Señor Jesús, sobre cuál era el mandato principal de la Ley, y él respondió:

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.
Mateo 22:37-40.

Tristemente dentro de la iglesia del Señor se está olvidando que la razón de ser de la vida cristiana es el amor a Dios y al prójimo. Se está cayendo en mucho activismo religioso y muchos “doctorados teológicos” pero carente de amor. Este es el reproche que el Señor le hace a la Iglesia de Efeso.
Veamos:

Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.
Apocalipsis 2:2-5


------------------------------.
De nada te sirve, sino amas a Dios y a tu prójimo.
------------------------------.


¿Cómo podremos amar a Dios y al prójimo? Con nuestras fuerzas y capacidades es imposible, únicamente se logra por la acción sobrenatural del Espíritu Santo; por lo tanto hemos de cultivar nuestra vida espiritual por medio de la oración y la reflexión bíblica. Para que esto sea posible, debe ser nuestra acción prioritaria de cada día. Si no lo estamos haciendo, debemos comenzar ahora mismo.
¡Es urgente que lo hagamos para que nuestra vida cristiana tenga sentido!


--------------------------------.
¿Qué sucede cuando amas a Dios genuinamente?
---------------------------------.

He aquí algunos resultados que surgen de manera espontanea:


Experimentarás la realidad ilimitada  y el amor incondicional de Dios.

Sentirás el deseo de obedecer a Dios sin condiciones y de servirle aun en medio de toda oposición y adversidad que se te presente.

Tu estilo de vida se constituirá en ejemplo positivo y de bendición para todas las personas que te rodean.

Te mantendrás todo el tiempo en el centro perfecto de la voluntad de Dios.

Tendrás  la plena certeza que Dios cumplirá en ti, todas las promesas reveladas en su Palabra.


RECUERDA:
---------------------------------------.
Desarrollar tu relación con Dios debe ser a partir de hoy tu prioridad.
---------------------------------------.




TWITTER:
----------------------------

1 comentario:

jorge gonzalez dijo...

Amen, Dios lo bendiga Hno.