viernes, 22 de enero de 2010

En lugar de JUZGAR, mejor ADVIRTAMOS a tiempo...

Que facil resulta JUZGAR a las personas ante situaciones lamentables especificas que viven...
Nunca faltan los que señalan con el dedo...
Los acusadores...
Los que se creen buenos e inmerecedores de juicios divinos...
Que facil es...

Que facil es para muchos tomar el lugar de Dios y emitir sentencias desgarradoras basandose en lo que ven en otras personas...
Que facil es para muchos gozarse ante las desgracias en lugar de solidarizarse por lo ocurrido...
Que facil es para muchos hablar por hablar...

¿Quienes somos nosotros para juzgar?
¿Somos de aquellos que estamos dispuestos a tomar la primera piedra y lanzarla porque nos consideramos libres de pecado?
¿Tenemos la solvencia moral para juzgar a otros?
¿Conoces y escudriñas el corazon de las personas?

Unicamente Dios es quien conoce a fondo lo que hay en el interior de cada uno de nosotros...
Solamente el conoce las intenciones con las que se hacen las cosas...
Solamente el conoce las acciones de cada uno y sus respectivas consecuencias...
Solamente el sabe como tratar con cada uno...
Solamente el sabe que sentencia aplicar...
Solamente el sabe en que momento...

En lugar de JUZGAR a las personas...

En lugar de JUZGAR a naciones por eventos lamentables acaecidos en ellas, CLAMEMOS a Dios por misericordia...

En lugar de JUZGAR, mejor ADVIRTAMOS a tiempo de las consecuencias que trae vivir separados de Dios...

En lugar de JUZGAR, presentemos el mensaje de Jesucristo que trae PERDON TOTAL, SALVACION y VIDA ETERNA...


No olvidemos algo:
Si de JUZGAR se trata, pienso que TODOS merecemos ser castigados...
Dejemos que sea Dios quien juzgue, que aplique su sentencia y su juicio, pero nosotros, no metamos las manos...
Dios sabe lo que hace...

ADVIRTAMOS las consecuencias que trae vivir separados de Dios, presentemos el MENSAJE de Salvacion en Cristo, pero jamas juzguemos. Eso a Dios le toca...



--------------------------
Jose Alfredo Lievano

--------------------------