lunes, 16 de febrero de 2009

HOY necesitas mucho VALOR...


Para este y para todos los dias de tu vida, Dios esta demandando de ti mucho VALOR...!!!


VALOR PARA CONSAGRARTE...!!!

Para renunciar a tus proyectos personales y SOMETERTE incondicionalmente a los que Dios tiene para ti.
Es necesario que todos los ESTORBOS internos y externos que lo impiden sean consumidos desde su raiz...


VALOR PARA LLEVAR UNA VIDA SANTA...!!!

Para no consentir ALIANZAS con personas que tienen INTERESES totalmente opuestos a los principios eticos y morales que ha dejado establecidos nuestro Señor Jesucristo...


VALOR PARA DECIR LAS COSAS COMO SON...!!!

Para sacar a la luz aquellas cosas que no estan bien; aquellas que sabes que estan PERJUDICANDO a otras personas o que estan en contra de lo que enseño nuestro Señor Jesucristo.
Valor para no seguir siendo complice de cosas que sabes que no se estan haciendo bien...


VALOR PARA ENFRENTAR LO QUE VENGA...!!!

Para enfrentar la OPOSICION hasta las ultimas consecuencias como resultado de tu HONESTIDAD, OBEDIENCIA y FIDELIDAD a lo que Dios ha establecido...


VALOR PARA MANTENER VIVAS TUS CONVICCIONES...!!!

Para mantener viva la llama de la Palabra de Dios en medio de la sociedad que vives y que se esta OPACANDO en la actualidad...



No temas por lo que pueda acontecerte como resultado de actitud VALIENTE y DECIDIDA en medio de un mundo que ha decidido volverle la espalda a Dios...
Dios estara contigo RESPALDANDOTE siempre...!!!

Declara hoy lo siguiente:

DIOS ESTA CONMIGO; NO TEMERE LO QUE ME PUEDA HACER EL HOMBRE.
Salmo 118:6



Jose Alfredo Lievano

1 comentario:

Macarena dijo...

Hola bueno queria dejarte este texto y decirte que tus reflexiones han sido de mucha bendicion para mi.
Bendiciones para ti y toda tu familia.

Corazón Valiente.

Muy a menudo, cuando escuchamos la palabra valor, la asociamos a actos heroicos en tiempos de crisis. Sin embargo, en nuestra vida diaria, no debiéramos pasar por alto el valor de solo estar allí.

Las vidas cambian cuando le proveemos con fidelidad a nuestras familias, cuidamos los ancianos o prestamos atención a un amigo atribulado. La persistencia en hacer de este mundo un lugar mejor, para nosotros o otros, es sin duda una forma de valor.

La mayor obra que cualquiera de nosotros puede hacer por otro, ya sea anciano o joven, es enseñarle a sacar su agua de los manantiales de Dios. F.B. Meyer